Como cada día, Pepe se levanta a las 7 de la mañana, se ducha, desayuna fuerte, y se viste con su mejor traje. Si él es comercial!!. Siempre va de arriba y abajo intentando cerrar un nuevo cliente, tarea complicada hoy en día. Recuerda los tiempos en que cualquiera era comercial y podía vender, un poco la filosofía de una de sus películas favoritas: “Ratatouille”, cualquiera puede cocinar pero sólo los mejores triunfan.
Pepe se despide de su mujer con un cálido beso a las 8 y media, y abandona su hogar, rumbo a la aventura laboral. En fin…”Este es Pepe”

Episodio 1: Un día corriente

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>